Seleccionar página

Llegan las lluvias y al pensar que ésta es buena para llenar los embalses y acuíferos también pensamos en la falta que le hacía a los árboles de nuestros bosques, pero, ¿de qué árboles estamos hablando? La masa forestal que rodea nuestras ciudades vemos como año tras año va desapareciendo. Las talas incontroladas y los incendios están acabando con la vegetación del planeta, y no nos damos cuenta del serio peligro que corremos al permitirlo y no hacer nada por evitarlo.

Según el ministerio de medio ambiente desde enero a finales de agosto  de el año pasado año se calcinaron, en la península ibérica y las islas, casi 100.000 hectáreas de montes, para que nos entendamos, es lo que equivaldría a unos 92.500 campos de fútbol. Y no sólo se resiente la flora sino también la fauna que lo habita. Nos dirigimos sin freno a una desertización, la naturaleza es una cadena constante en equilibrio, a la cuál si le falla algún eslabón se descompensa gravemente.

Si no hay árboles, difícilmente van a haber lluvias, si no hay lluvias no hay agua y si no hay agua, evidentemente, no hay vida. Aunque también afecta de otros modos, si no hay árboles se acumula el CO2, si se acumula el CO2 no se puede respirar y si no se respira, de nuevo llegamos al mismo punto, no hay vida. Todos de forma particular podemos colaborar, como decía Edmund Burke “Nadie comete un error mayor que aquel que no hace nada porque solo puede hacer un poco”, de manera que sal al campo, planta un árbol y cuídalo.

plantacion de arbol

Una simple encina genera, en un día, el oxígeno que necesitan diez personas para respirar, así que si decides ponerte en marcha, empieza por informarte. Seguro que en tu localidad alguna asociación o incluso el ayuntamiento, organiza el famoso “Día del árbol”, puedes unirte a ellos. Sino es así, coge a unos amigos y/o familiares y organizad vuestro propio día, será un día divertido que no olvidaréis. ¿Por dónde empezar? Es una pregunta necesaria, porque tan importante es plantar árboles como hacerlo bien.

Infórmate dónde, cuándo y qué puedes plantar. El exceso de población dificulta el buen crecimiento, hay que centrarse en zonas programadas para la reforestación; también se debe tener en cuenta cuál es la mejor época de plantación, cada árbol, arbusto o planta, necesita unas condiciones climáticas para crecer; y por supuesto, lo más importante es que te informes de cuál es la vegetación autóctona del terreno, cada zona reúne unas condiciones de tierra, minerales, fauna, clima y compatibilidad con las demás especies que hay mantener en equilibrio.

Cuándo ya tenemos la época idónea para la plantación y hemos conseguido el plantel adecuado ya podemos empezar

¿Y cómo planto un árbol?

  •  Elige el sitio pensando que tu arbolito se va a hace grande y va a necesitar espacio para crecer, no lo pongas demasiado cerca de otros ya existentes.como plantar un árbol
  •  Cava un hoyo, es necesario que las raíces entren en él holgadamente.
  • Introdúcelo con cuidado para no dañarlo.
  •  Tápalo y aprieta la tierra para que no se queden bolsas de aire, usa la misma tierra que sacaste al hacer el agujero intentando cambiarle el orden, la que estaba arriba ponla primero y la que estaba debajo ponla arriba, la tierra que estaba arriba tiene más nutrientes.
  •  Hazle una taza, es importante que le dejes sitio dónde se deposite el agua a modo de embalse para que no se le escape.
  •  Rodea la taza con piedras, así te asegurarás de que el agua queda embalsada y además podrás localizarlo cuando vayas a visitarlo.
  •  Riégalo, si la plantación no es en época de lluvias te va a necesitar, hazle visitas y cuídalo.