Seleccionar página

Un animal de compañía es uno de los mejores regalos que se te puede ofrecer, pero, no a cualquier precio. A los seres vivos se les ha de querer, cuidar y asistir a sus necesidades.
Antes de adquirir una mascota debes hacerte algunas preguntas acerca de tus posibilidades. Debes cuestionarte si tienes sitio en tu casa, en tus hábitos, en tus vacaciones y, en general, en tu vida para él. Un animal necesita su espacio, cuidados, higiene, cariño y que se les cubra sus necesidades. Por supuesto, no son un capricho que después puedas descuidar y tirar como un osito de peluche.
Compartir tu tiempo con los animales es muy gratificante y se les llega a querer como uno más de la familia, no obstante, hemos de ser conscientes que por ser del grupo de los no racionales no son inferiores a nosotros. Hemos de tener en cuenta de que se va a necesitar mucha paciencia para el adiestramiento del animal, ya que éste puede ser difícil y largo y, debes saber que hasta que no esté educado lo más normal es que ocasione muchos desastres en casa.
Los animales de compañía son agradecidos, divertidos, juguetones, fieles, cariñosos, y leales. Sin embargo, como todo ser vivo merecen nuestro respeto, cuidados y atenciones. Antes de comprar o adquirir una mascota es fundamental definir qué tipo de animal se adaptará mejor a nuestro estilo de vida, y, después, conocer qué necesidades y cuidados específicos tiene. Tomar este tipo de decisiones de forma pausada y reflexiva es el mejor antídoto contra la triste realidad de los abandonos.

regalar animales de compañia

La nueva mascota va a necesitar

  • un lugar, dónde sepa que está su espacio.
  • higiene, han de estar limpios para estar sanos, dependiendo del animal va a necesitar más o menos atenciones.
  • vacunas e identificación, tener las vacunas al día evitará que tenga enfermedades y que, entre otros, se convierta en un foco de infecciones, además, el veterinario te informará acerca de su identificación obligatoria por ley.
  • educación, es necesario el cumplimiento de unas normas para la mejor convivencia en el hogar, debemos cuidar la educación que le damos, si se cría con violencia se hará violento, en cambio, si se hace con cariño también éste será recíproco.
  • dedicación, debemos dedicarle nuestro tiempo, ellos necesitan de tu atención, de tu tiempo, a partir del momento que le acojas vas a serlo todo para él.
  • necesidades, debes informarte de todas sus necesidades para poder vivir en condiciones óptimas, si le falta algo no será feliz.

Si se analizan estas cuestiones y se cree que se va a estar a la altura hemos de pensar que los animales no se deberían comprar, la vida de nadie debería estar marcada por un precio. Asimismo, se ha de tener en cuenta, que no todas las especies sirven para estar en una casa. Los animales salvajes deben de estar en su lugar, su selva, su bosque, su río o su mar…
Hay muchísimos refugios de animales abandonados esperando que adoptes a alguno de ellos, porqué no darles una segunda oportunidad a alguno de los cientos de animales que te necesitan. En el estado español se abandonan, anualmente, alrededor de 200.000 animales, lo que nos convierte en el país de mayor índice de abandonos de la Comunidad Europea y en contraposición es uno de los países en los que mayor oferta de venta de animales existe. Hemos de tener en cuenta que en una adopción se salvan dos vidas, la del adoptado y la del que tendrá la suerte de ocupar su plaza.
Además, adquirir un animal de una de estas asociaciones te asegura que estará sano, porque por lo general en estos lugares se encargan de todos los cuidados que necesitan.
Recuerda que, en unos meses vienen las vacaciones y si no te lo vas a poder llevar necesitarás a alguien que cuide de él. Piensa en todo antes de acogerlo en tu casa. No le falles.